ARTE

El fuera de campo de la Mitología Familiar. WORK IN PROGRESS / María José Alós

La vida familiar es esa ficción que nos creemos real

y que se construye a través de documentos,

imágenes, textos, álbumes y relatos orales.

María José Alós

8b4031_5b385472fdbc48d0b6dc0cdee446f2e7-mv2

La infancia es un cuchillo afilado

Mi familia está constituida por mujeres matriarcas, potentes, llenas de carácter y presencia, así como de una fuerza vital, sexual, erótica y artística contenida.

Depositarias y replicantes de juicios y limitaciones heredados. Mujeres – hombre. Misteriosas, ambivalentes e inasibles.

Es por ésta tensión percibida en ellas que siento la necesidad de expresar energías concentradas por generaciones, y hacer de una voz privada, una voz amplificada al exterior que sugiera conflictos familiares, culturales y de género.

En mi núcleo familiar los valores y los parámetros de la normalidad estuvieron concentrados en una de sus vertientes en la imagen, y por otro en la retórica.

14800846_1121930521193805_1283292304_n

La cámara, como la mirada y la palabra, operan como filtros que editan, invisibilizan y opacan todo lo que salga de su margen. Por su naturaleza, descontextualizan y ocultan. En este sentido la fotografía es falsedad en tanto documento de lo real; es ilusión, construcción y simulacro.

14794144_1121930524527138_248297803_n

Es en el fuera de campo de los documentos, que podemos buscar lo que les hace falta, para jugar a reconstruir una narración. El poder de la imagen y del discurso que me interesan tiene que ver con el estatus que les establece como informaciones, y la relación que la imagen/texto genera entonces con los medios y las tecnologías mediante los cuales se enuncia, y que les validan. Los cuales pueden hacerles pasar por hechos reales u oficiales, disimulando la decisión y la manipulación que ocurren al hacer uso de estas herramientas y medios subjetivos. Provocando así las típicas contradicciones entre las diferencias de las historias que nos contamos frente a los relatos históricos, o en este caso familiares.

Son interesantes las maneras en que  mi madre tomó el papel de constructora de la historia oficial mediante la cámara y la edición, y de cómo éstos fueron utilizados como proyectores de su fantasía, que sin control comenzó a operar de manera coercitiva recogiendo únicamente lo que consideró positivo, anulando en la marginalidad lo que categorizó como inmemorable. Ella, quien de manera amateur registró o montó la mayoría de los fragmentos de nuestras vidas, dejó entrever una firme opinión moral mediante el montaje de los momentos posados, al construir un reflejo inconsciente de quiénes quiso que fuésemos, en vez de retratar quiénes en verdad éramos (como si esto fuera posible en cualquier caso). Su postura y ángulo fue el de la distancia, el del alejamiento, pues sus miradas se intentan limpias, ausentes de presencia.

¡Mi adolescente interna aún detesta las fotografías que colgaban sobre la pared de la escalera de nuestra casa! Imágenes familiares forzadas, anti monumentos de felicidad nunca alcanzada, instantáneas que se generaron únicamente para aparentar y decorar.  Aquellas imágenes no constituyen momentos sino construcciones puramente fotográficas, que duraron lo que un click. Carentes de experiencia y de vida.

Los ideales, los deseos, las pretensiones de mi madre están depositadas en ese montaje, el cual puede jugar a descifrarse como un rompecabezas, pero al cual le faltan piezas y se equivoca por no contener lo que de violencia, trauma, tragedia y crisis sí experimentamos como familia. No hay nada alrededor de éstas imágenes que nos permita recrear e imaginar una situación afectiva. El fuera de cuadro de los documentos familiares consiste en un espacio aséptico, en blanco, que genera tensión y ambivalencia. Que suscita la duda y el misterio.

¿En dónde quedan nuestros malos momentos? ¿Por qué no hay prueba de ellos? ¿Acaso no son célebres aquellas batallas que luchamos? ¿Por qué pesan tanto algunos recuerdos? ¿En dónde está el reverso de nuestra memoria? ¿Cómo generar un anti álbum familiar que de ruta a los olvidos?

Por falta de soporte en el cual fijarse, los compendios de lo inmemorable son delegados a la parte más oscura y escondida de nuestra memoria, al inconsciente; que carece de documentación salvo de la nebulosa versión personal, característicamente temblorosa. Dichas remanencias punzan con la urgencia que todo lo reprimido guarda y tiene por salir a la luz y encontrar causa. ¿Habría sido distinto si las hubiésemos aceptado como parte constitutiva de la historia? ¿Podría entonces la historia cambiar?

14794189_1121930474527143_1321508287_n

Me pregunto si en este contexto se puede crear un ejercicio de reparación de la memoria y de la experiencia desde el campo de lo simbólico, de lo asociativo, de lo estético. Y es allí en donde arte y psicoanálisis encuentran un vínculo, en el espacio de posibilidad que otorgan para la reconstitución de la voz en primera persona, mediante la enunciación lingüística, y la mitología que este acto de auto narración significa. En el empleo del yo, en la construcción y empoderamiento del sujeto, y en su potencial como personajes.

Una de las máximas preocupaciones está en el poder ser uno mismo sin la mirada persecutoria de los demás. Crear entonces y finalmente la propia imagen, una cambiante, que permanezca abierta, mutable y variable, que sea resultado de experiencia orgánica, acumulativa.

14805605_1121930467860477_1692944571_n

En el trabajo actual Mitología familiar persiste la necesidad de reelaborar la identidad a través de las prácticas de archivo basadas en el reempleo de documentos familiares propios y ajenos, los cuales se atraviesan mediante estrategias como las narrativas del yo, las escrituras de vida y el documental apócrifo, en una búsqueda por construir metáforas con ayuda de la estructura narrativa, la apropiación y la intervención. Relacionando el campo de las artes visuales con el de la literatura y la cinematografía.

14797527_1121930491193808_2038386280_n

La curiosidad por los documentos micro históricos que se hace evidente en el proyecto nace de la obsesión por observar las distintas capas de escritura y de lectura inscritas de manera (in)consciente en los materiales. Que observados bajo la lupa de una mirada analítica y retrospectiva, nos recuerdan la cualidad que cada documento tiene para decirnos algo distinto cada vez y de (inter)cambiar sus significados según se les utilice y asocie con otros relatos, tiempos y espacios. Esto quiere decir que el documento ha sido y seguirá siendo utilitario a la teoría y la especulación.

14795810_1121930531193804_816535457_o

Mi trabajo entonces nace de la inspiración que una fotografía, una película, una carta o un objeto pueden constituir para una imaginación fértil, que busca a toda costa sorprenderse, contarse historias, generar lógicas y viajar en el tiempo.

14813456_1121952674524923_297623665_n

Más sobre este proyecto:

WORK IN PROGRESS / MARÍA JOSÉ ALÓS

 

.

Semblanza

12716346_962229730497219_145267699190824719_o

María José Alós (México, 1980), artista interdisciplinaria dedicada al video, a la fotografía, y más recientemente a la escritura, al sonido, a la instalación.

Actualmente es participante del programa de posgrados de calidad MaPa (Maestría en Producción Artística) con el proyecto Fragmentos de voz: relaciones entre memoria, identidad y archivo audiovisual en la UAEM Morelos, becado por el CONACyT. Con licenciatura en Artes Visuales por la ENPEG La Esmeralda y estudios técnicos en la Escuela Activa de Fotografía. Participante en diversos diplomados, talleres y seminarios en espacios como el Programa de Estudios Interdisciplinarios del CENART, Cineteca Nacional, CENTRO de Cine y Diseño, Centro Cultural Helénico, Centro Multimedia, Media Lab Prado, CASA, Cinefilias, MUAC UNAM, Ex Teresa, MACG y UVA Tlatelolco.

Dedicada a la producción e investigación artística, así como a la docencia en distintos centros culturales del país.

Interesada en temas como la identidad y la memoria, en conceptos como la re escritura, y en su relación con las prácticas de archivo, el found footage y la apropiación.

Comisionada y exhibida individualmente por el Laboratorio Arte Alameda con su proyecto de video instalación de largometraje Autorretrato Apropiado (2011-14). El cual fue apoyado por el FONCA para su exhibición en el Alucine Latin Film & Media Arts Festival en Canadá en la TAC Gallery de Toronto (2014), posteriormente exhibido en la Galerie Michaela Stock en Austria, participante de la Vienna Galery Weekend (2015). Beneficiaria de los proyectos de inversión y el estímulo a la producción EPRO, CONACULTA con el Archivo de Recuerdos Náufragos (2013-14).

Ha participado y sido seleccionada en exposiciones colectivas y festivales de cine y video a nivel nacional e internacional en México, EUA, Austria, Canadá, Brasil, Francia, España, Bélgica, Dinamarca y Alemania.

Su trabajo en video es distribuido por V TAPE en Canadá, y forma parte de (READY) MEDIA Hacia una arqueología de los medios y la invención en México, editado por Karla Jasso y el Laboratorio Arte Alameda.

Dentro de su obra relevante se encuentran las piezas: Textos para quien pierde la vista (2016), Mí jardín (2016), Natura (2016), Ruinas (2016), Versus Pro (2014), Muéganos (2014), Memoria selectiva (2014), Narcisa (2014), Archivo de Recuerdos Náufragos (2014), Anatomía y estética del grito (2012), El sexo como una relación formal (2011), Ciencia ficción (2009), En relación (2006) y Cronenberg´s (2006). Y los videos:  Fluctuación (2016), Lo inasible (2016), Levitación (2015), Tomber en amour (2015), Lapsus (2015), Autorretrato Apropiado (2014), El muro de los lamentos, El muro de los agradecimientos (2014), The history of sadness (2014), XXX (2014), Panic Room (2014), Identidad (2014), Dibujos animados (2009), Lupis y Mauris (2008), El inicio o el fin (2008), Cinderella (2006), Poetry in motion (2005), Ensayo para manipular masas (2004), Paisaje Psicológico 1, Paisaje Psicológico 2 (2004) y Con dinero baila el perro (2003) que forma parte del Manifiesto México (2013).

Su trabajo puede consultarse en el sitio web: María José Alós

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s